Select Page

Almohadillas de manzana

Hoy presentamos un postre de desayuno o merienda, unas almohadillas de manzana.
Son ideales para llevarlas de excursión ya que son fáciles de transportar,
de comer y llenan bien la panza.
Estas almohadillas van igual de bien en un día de playa con calor
como un día de mucho frío en invierno.
Es un postre tradicional húngaro, que se conoce con diferentes sabores,
como por ejemplo de mermeladas, manzana o de queso fresco.
Nosotros lo hemos preparado sin azúcar pero con miel
y las servimos en una fiesta infantil. No ha quedado nada, se las han comido todas!!!

Ingredientes para 20 piezas

para la masa:

  • 500 g de harina de fuerza
  • 3 cucharadas sopera de miel
  • 25 g de levadura fresca
  • 300 ml de leche
  • 2 yemas de huevo
  • 1 pizca de sal
  • 100 g de mantequilla

para el relleno:

  • 3 manzanas
  • 1 plátano
  • una cucharada sopera de miel
  • cáscara rallada de un limón
  • una cucharada de café de canela molida
  • 20 g mantequilla para dorar y separar la masa

Primero se prepara la masa.

Se mezcla una cucharada de miel a 100 ml de leche tibia, se añade la levadura fresca y dos cucharadas de harina y se deja un par de minutos sin remover la mezcla.

En un recipiente se mezclan las yemas de huevo, 2 cucharadas de miel, la sal y el resto de la leche.

Se vierte la harina en un cuenco y se forma un hueco de forma de volcán en el medio.

Allí se agrega la mezcla del huevo y la levadura.

Se remueve con una espátula o con la batidora, con la varilla en espiral, se añade la mantequilla derretida y se amalgaman bien los ingredientes.

Cuando la masa haya quedado bien diluida, se tapa el recipiente con un paño y se la deja reposar durante una hora en un lugar templado, es decir, ni demasiado caliente, ni demasiado frío, sobre todo, al resguardo de de las corrientes de aire.

Mientras tanto se elabora el relleno: se pelan y se rallan las manzanas y el plátano y se cocinan en una olla con la miel, la ralladura de limón y la canela unos 5 minutos. Se retira del fuego y se deja enfriar.

Quando la masa haya terminado de crecer, deberá presentar prácticamente el doble de su volumen inicial. Se la extiende en forma de rectángulo de 1 cm de grosor sobre la mesa de trabajo.

Se corta en 20 piezas rectangulares y se las llenan con el relleno, aproximadamente una cucharada sopera de relleno para cada almohadilla. Se enrolla cada una de las piezas y se coloca en una bandeja con papel de horno. Las almohadillas tienen que ir pegadas entre sí pero se las separa y se las pincela con mantequilla derretida.

Se deja reposar unos 20 minutos. Entonces se hornean con horno previamente calentado y se las deja unos 40 minutos a 210º hasta que la masa haya alcanzado su volumen máximo.

W

Sugerencia

Nos recomendamos guardar esta receta de la masa de levadura porque se sirve como masa de base para muchos postres, modificando su forma y su relleno. Nosotros hemos hecho unos caracolitos de cacao con ella.

Lo mismo con el relleno, una compota de manzana sin azúcar siempre va bien para rellenar una masa quebrada o una masa de hojaldre