Select Page

La torta preferida de la família

Es una torta que solía preparar mi abuela para los cumpleaños. Es una receta de la familia que nadie sabe de dónde viene. Mi abuela la aprendió de su abuela cómo yo la aprendí de ella y la sigo preparando para los cumpleaños de la familia. Es la torta preferida de todos, lo cual no es nada extraño, ya que lleva mucho chocolate. Me acuerdo que mi abuela cuando preparaba esta torta, estaba siempre muy nerviosa, sobre todo de que no se pegara el merengue a la bandeja. Por supuesto no tenía ni batidora eléctrica, ni papel de horno, ni un horno de última generación. Hoy en día, hornear el merengue no resulta difícil para nadie. Así que es una torta fácil de preparar. Es un postre que no lleva harina y es sin gluten, por lo tanto es apta para personas celiacas.

Ingredientes

Para la crema:

  • 8 yemas de huevos
  • 180 g chocolate negro
  • una taza de café
  • 80 g de avellanas tostadas y molidas
  • 300 g de mantequilla

Para el merengue:

  • 8 claras de huevos
  • 400g de azúcar

Para decorar:

  • 30 g de avellanas tostadas troceadas

Se prepara en dos etapas, primero la crema y luego el merengue. Para la crema: se mezcla el chocolate fundido con las 8 yemas y el café, y se ponen en una olla a hervir a fuego muy lento. Una vez hierva, se retira del fuego y se añaden las avellanas, previamente tostadas y molidas, y la mantequilla. Se mezclan bien todos los ingredientes, hasta que se funda la mantequilla y se sigue batiendo la crema un rato con la batidora. Ahora está lista para meterla en la nevera para unas horas.

Antes de empezar a preparar el merengue se calienta el horno y se coloca el papel de horno en la bandeja. Las claras se baten juntas con el azúcar a nieve muy firme. Se extiende la mezcla en la bandeja y se hornea unos 20 minutos, hasta que se dore un poco.

Y ahora se monta la torta. Esta tendrá una forma rectangular, por lo tanto que hay que buscar un plato así para servirla.

Se corta el merengue en tres tiras (es más fácil cortarlo con el papel y después quitar el papel ). Se coloca la primera tira sobre el plato y se cubre con una cuarta parte de la crema que hemos preparado anteriormente. Es preferible sacar la crema de la nevera un rato antes de utilizarla. Con la segunda y la tercera tira se hace lo mismo sólo al final, la última cuarta parte de la crema se utiliza para cubrir los costados de la torta. Se dispersan las avellanas encima y listo! Sólo falta esperar un par de horas con la tarta en la nevera hasta que lleguen las personas invitadas.

W

Sugerencia

Una cosa muy importante de este postre, es que se puede preparar un día antes, así que el día de la fiesta ya la tenemos lista y podemos ocuparnos del resto de los preparativos.No hay escusas, hay que probarla!