Select Page

Sopa de cereza fría

Hoy queremos compartir con vosotros una receta tradicional húngara, la sopa fría de frutas. En la tradición húngara se consume como sopa (entonces primer plato) pero adaptando a la cultura mediterránea os recomendamos servirla como postre. Es una sopa fría, muy refrescante, ligeramente dulce. Prácticamente se puede hacer con cualquier fruta pero las mejores siempre son las frutas rojas poco agrias como por ejemplo la cereza, la guinda (que es una variedad de la cereza poco conocida en España), las grosellas, frambuesas…. Esta vez hemos preparado la sopa con cereza. A ver si os gusta?!

Esta receta se elabora sin gluten y sin huevo.

Ingredientes

  • 500 kg de cereza
  • una canela
  • la cáscara de un limón
  • el zumo de un medio limón (según gusto puede ser el limón entero)
  • 200 g de nata para cocinar
  • una cucharada de sopa de maizena
  • 50 g azúcar

Se lavan y se deshuesan las cerezas.

Se ponen en una olla con 1,5 litros de agua, se añade la canela, el azúcar, la cáscara de limón y el zumo de limón.

Se lleva a hervor y se deja hervir un minuto, se le añade entonces nata previamente mezclada con la maizena.

Se remueve un par de veces y la sopa está lista!

Se consume fría.

W

Sugerencia

La fruta no siempre tiene el mismo sabor, la misma dulzura. Si hace falta, se puede añadir limón o azúcar después!

Queda muy rico el postre si lo servimos con nata montada.